Enfermos renales que dependan del Hospital de Facatativá cuentan ahora con Unidad de Diálisis

Con tecnología de última generación, a partir del mes de abril, los usuarios de la ESE Hospital San Rafael de Facatativá, que sufran de alguna patología renal, ya no tendrán que ser remitidos a la ciudad de Bogotá. El procedimiento de diálisis, que dura alrededor de tres horas, se atenderá en el mismo centro médico.

El Hospital de Facatativá es una de las Empresas Sociales del Estado (ESE) referente para el departamento de Cundinamarca, no solo por la prestación de servicios de salud de alta, mediana y baja complejidad, sino porque atiende a más de 700 mil usuarios de la red departamental; razón por la que cobra tanta importancia el nuevo servicio.

Y es que fue certificada por la Dirección de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud de Cundinamarca, la Unidad de Diálisis Renal Aguda del Hospital San Rafael de Facatativá (HSRF), una muy buena noticia para los usuarios de la Región de Salud Sabana Centro de Occidente, que no contaban con este servicio en el territorio y ahora tendrán una atención oportuna e integral.

La certificación se otorgó después de dos meses de un juicioso trabajo de la ESE, que le permitió cumplir con la totalidad de requerimientos legales y técnicos para habilitar el servicio. “Destinamos y gestionamos los recursos financieros del Hospital para hacer la infraestructura física en el área de consulta externa, adquiriendo tecnología de punta y cumpliendo con todos los protocolos”, explicó Waldetrudes Aguirre Ramírez, gerente del HSRF.

Se reduce el ‘paseo de la muerte’

La médica Aguirre también dijo que los pacientes que estén diagnosticados por insuficiencia o patologías renales y que se encuentren en el servicio de hospitalización o que accedan por urgencias, tendrán un equipo interdisciplinario que les puede realizar la diálisis de manera directa y sin necesidad de ser remitidos. “Con este servicio se reduce la posibilidad de fallecimiento de los pacientes que sufren fallas renales, dado que requieren atención inmediata.

 …Anteriormente el usuario entraba a los tiempos del servicio de referencia, a depender de la autorización de la EPS y a que otra Institución lo recibiera y fuera trasladado para practicarle la diálisis.  De ahora en adelante, lo atendemos aquí, le evitamos a él y su familia tener que trasladarse; y su recuperación será más rápida y de forma directa en un solo lugar”, indicó.

En la nueva unidad se podrán atender hasta cuatro pacientes de manera simultánea, en un procedimiento que dura alrededor de tres horas. El usuario recibirá atención interdisciplinaria a cargo de un médico nefrólogo, un médico general con entrenamiento en unidades renales, un enfermero jefe y una auxiliar de enfermería.

Servicio integral y con oportunidad

Para atender la demanda con mayor premura, la Unidad de Diálisis Renal Aguda cuenta con cuatro máquinas dializadoras, que permiten realizar el procedimiento a aquellos pacientes que tengan una falla renal aguda y que se encuentren hospitalizados en las Unidades de Cuidado Intensivo, urgencias o en hospitalización básica, bien sea en el HSRF o en alguna de las IPS del área de influencia.

Dentro de las bondades del nuevo servicio, se encuentran:

  • Atención oportuna sin tener que esperar la aceptación de las remisiones en los hospitales de Bogotá.
  • Los tiempos de atención se disminuyen.
  • Finalizan los desplazamientos de los pacientes y sus familiares a otras instituciones, pues el servicio se presta en el HSRF de manera integral.

Además, la Unidad cuenta con los equipos, insumos y medicamentos técnica y científicamente probados, que mejoran y alivian estas afecciones, con una infraestructura moderna y vasta para la atención cómoda y segura.

En operación el sistema de consentimiento informado digital

Otra decisión tomada por la Gerente del Hospital fue la adquisición de los equipos e implementación del moderno sistema de consentimiento informado digital, plataforma que se convierte en un medio biométrico para facilitar el acceso a los servicios con mayor seguridad para los usuarios y que se prestará tanto en la sede central, como en los puestos y centros de salud de los municipios de Subachoque, Albán, Guayabal de Síquima y Facatativá.

“La Institución ahorra recursos, libera espacio físico en materia de archivo, reduce los tiempos en la atención y garantiza la seguridad informática a los usuarios”, comentó Waldetrudes Aguirre.

Mediante un sencillo procedimiento, a los usuarios se les registra su firma en una tableta, así como su fotografía y su huella dactilar, información que nutre el consentimiento informado y, de manera simultánea, se aplica en la historia clínica.

En la primera fase, que inició con el proceso de vacunación contra Covid-19, se reducirá el 70% del consumo de papel, pasando de 220.000 a 150.000 copias al mes, lo que equivale a economizarse cerca de $15.000.000.